lunes, 19 de diciembre de 2016

10 Razones para dejar de leer ‘Canción de Hielo y Fuego’


Un amigo me envió un link con esta nota hace ya un tiempo, el año pasado para ser más preciso. La comparto porque está escrita de manera sencilla y con toques de ironía y humor, algo que agradezco sobremanera, por partes iguales. La nota en cuestión me fue enviada luego de una charla, cervezas y noche despejada mediante, en la cual discutía con este amigo en cuestión de la serie, el no había leído los libros y yo trataba de convencerlo de que realmente valía la pena. Lo que lo hacía dudar eran dos cosas, una que la saga aún no está culminada y la otra es que la serie le parecía excelente mientras que yo le decía que la serie era un pastiche con puntos altos pero con más pifias que aciertos. 

Finalmente esta nota lo decidió a no leer las novelas, por lo menos hasta que no salgan todos los libros...y viendo como viene la mano...deberemos esperar por lo menos 6 años a la salida de Sueño de Primavera...si es que antes no se nos muere Martin, lo que daría por acabada la cuestión pues hasta donde sé, dejo indicaciones de que no deseaba que nadie continuase con su saga.

Por las dudas, aca les dejo una pagina de Facebook donde podemos rezar por la longevidad de Martin.






 “Juego de Tronos” es una de las series de televisión más exitosas de los últimos años y, como debería conocer cualquier ser que pise nuestro mundo tangible y real, engendrada por la adaptación de las novelas escritas de la mano y sistema DOS de George R.R. Martin. Si ha sentido el gusanillo de comenzar la saga de ‘Canción de Hielo y Fuego’ o se encuentra esperando la publicación de sus últimas dos novelas (‘Vientos de Invierno’ y ‘Sueños de Primavera’), debería pensar seriamente si continuar con la saga hasta que termine de leer este post. En realidad, aquello que va a repasar a continuación son una serie de motivos y razones que pretenden evitar daños mayores que usted pueda sufrir en el futuro. Además, ¡puede que esté enfermo y no lo sepa! Si usted es víctima del terrible virus que padecen los ‘fanboys’ también se dará cuenta rápidamente en las siguientes líneas, detectando en el acto si es un purista de las novelas del autor norteamericano. Si forma parte de esa legión de tali-nazi-fans habrá mandando hace tiempo a la serie, creada por David Benioff y D.B. Weiss, a la basura por contradecir y adaptar a convicción sus ‘sagradas escrituras’ o la sigue viendo para seguir criticando sus errores de adaptación en todo tipo de foros y redes sociales. Si usted es uno de esos puristas (normalmente con escaso sentido del humor) es recomendable que deje de leer este texto para no morir envenenado con su propia saliva… o queme su pantalla con ese ácido, a lo xenoformo, que surge de sus entrañas. Aunque usted es libre de hacer aquello que considere oportuno, le recomendamos que por su salud lo mejor es que pare aquí en todos los sentidos. Si ha empezado a leer las novelas, mi recomendación es que deje detenida su lectura hasta que acabe la serie de HBO debido a las siguientes razones:

1.- Su salud es lo primero. Piénselo bien: ¿merece la pena sufrir por el mero hecho de sufrir? Usted ha quedado marcado al abrir un libro de la saga de George R.R. Martin y sometido a una incertidumbre que no sufren los televidentes de la serie. Aquellos que vemos cada año “Juego de Tronos” conocemos de antemano tanto las fechas de cada episodio pendiente de emisión así como del inicio de cada nueva temporada. Mientras tanto, usted sufre de un excesivo estrés y presión emocional, desconociendo incluso el año de publicación en su país e idioma de las últimas novelas o basándose en los rumores, generando una mayor y enfermiza incertidumbre. Sepa usted que su corazón y cerebro se encuentran en grave peligro. ¿De verdad merece la pena sufrir?

2.- Su boca se merece un mejor sabor que su propia bilis. Detenga ese brote de espuma que emerge por su boca, recupere el gusto de nuevo, detenga ese chorro de bilis que inunda su garganta durante dos meses y medio cada año para despotricar sobre GOT como una pésima adaptación. Todo experto conoce que el sabor a bilis permanece durante mucho-mucho tiempo y que nadie podrá besarle ni mucho menos acercarse ante ese desagradable aliento nacido del odio que ya forma parte de usted. Está condenado a la soledad, a dar asco y lo sabe.

3.- Corre el riesgo de exclusión social. No lo digo por la legión de seguidores de la serie que ya considera a los puristas como simples trolls a los que ignora. Amén de los spoilers asesinos, claro. Usted pudiera convertirse en un amargado, en un resentido que se pasa todo el día criticando el cambio, la omisión o la diferencia. Acabará como un vagabundo, como un leproso y paria de la sociedad hablando solo en un banco como Cate Blanchett en “Blue Jasmine”. Oh, wait!... spoiler. Y lo peor de todo: nadie escuchará sus gritos de odio hacia la serie de HBO y sus guionistas. Nadie estará allí con usted. Acabará solo, hablando solo, solo, solo, solo…



 4.- No opinará objetivamente de la serie como tal. Habrá creado una imagen mental de los personajes y sucesos, corriendo el grave riesgo de morir ahogado en un río de lágrimas por la desesperación producida en formato capítulos. Su ansiedad por el detalle le llevará a fijarse en qué dicen y no cómo lo dicen ni quién lo dice. Cuando le pregunten por la serie, usted responderá siempre (siempre y siempre) bajo la comparación incluyendo el referente literario. Quedará incapacitado para utilizar una frase que incluya únicamente la serie como tal salvo para criticarla e insultarla fuera de contexto. Su fijación se convertirá en obsesión y simplemente acabará viendo líneas de código a lo ‘Matrix’ en la fuente de ‘Game of Thrones’ cada vez que vea la televisión. En cada ocasión, además, que escuche la música de los créditos (¡que no estaba en los libros, listillo!) o una referencia viral a Peter Dinlage o Maisie Williams deseará suicidarse.

5.- Perderá su inocencia. Usted no llegará tan virginal como ese niño protagonista de un vídeo viral que descubría que Darth Vader es el padre de Luke Skywalker. Será, en cambio, la prostituta más vieja (y fornicada) del lugar que cree que ya lo ha visto todo en la vida, pero a la que los guionistas de la serie de HBO le dejan un billete falso en la mesilla cada vez que hacen algún cambio. Algo habitual. Muy habitual.

6.- Fue víctima del final de “Lost” y desea conocer el final de cualquier serie (si es posible) de antemano para mandarla así a la mierda antes de que acabe. Tras el final de “Perdidos” decidió que no crearía expectativas sobre otro desenlace de una serie que no estuviera escrita por Vince Gilligan. Está harto de quitar pétalos a las margaritas buscando respuestas y decidió que leería los libros antes de confiar en “Juego de Tronos” de HBO. ¿No ha pensado que los guionistas pudieran hacer lo mismo que usted y si no les gusta el final cambiarlo y que se le quede la misma cara de agónico pardillo que Jack Shephard al final de “Lost”?





 7.- Puede que George R.R. Martin nos esté trolleando. ¿No se ha dado cuenta de que el autor de ‘Canción de Hielo y Fuego’ puede que nos esté tomando el pelo? A veces, aparecen informaciones de que va a ampliar el número de libros para que a los pocos días desmienta lo mismo que él (o alguien de su enterno) supuestamente dijo. ¿Está chocho y senil? A veces, amenaza con matar a todos los personajes si los fans le presionan. ¿¡Pero va a quedar alguien vivo a este paso!? Según cuentan, los guionistas conocen ya el final de las tramas de todos y cada uno de los personajes. Entonces, ¿por qué fiarse de un señor que se ríe como un troll? ¿Por qué aceptar un final que pudiera ser imperfecto y mejorado en la serie de televisión? ¿No significaría eso que perdió, como viendo “Dexter”, años y años de su vida esperando y leyendo compulsivamente libros para un final que se quedó en nada?

8.- Todo el mundo sabe que George R.R. Martin va a palmarla antes de que salga el último libro. Es una verdad incuestionable que tanta gente deseando (o esperando) que muera alguien puede plasmarse en un mal psíquico que acabe con matar al pobre George R.R. Martin. Cuando aparezca la noticia millones y millones de personas repetirán exactamente lo mismo en todo el mundo: «¡Sabía que iba a pasar!». Bien, no es que fuera a pasar… es que tanta gente ‘deseando’ su muerte al final le mató. Entonces, ¿para qué leer una saga que sabemos se va a quedar incompleta y que van a dar cierre en la serie de televisión sí o sí? ¿Estamos tontos o qué?

http://www.isgeorgerrmartindead.com/
 9.- Si alguien hace ‘cuentas’ se dará ‘cuenta’ de que la séptima y última temporada de “Game of Thrones” se estrenará antes de la publicación de ‘Sueño de Primavera’. Supongamos que George R.R. Martin vive a pesar de ese mal fario colectivo sobre su muerte. Ahora no supongamos, echemos cuentas. La quinta temporada de GOT adaptará ‘Festín de cuervos’ y ‘Danza de dragones’. Bien, estamos en 2015 y seguramente será el año en el que se publique el sexto libro de la saga, ‘Vientos de Invierno’, que será adaptado por HBO en 2016. En 2017 finalizaría la serie con su séptima y última temporada y dudamos que detengan la producción porque al provecto escritor no le haya dado tiempo a terminar el último de los libros. Como los creadores de la serie han revelado, conocen ya de antemano todas y cada una de las decisiones de George R.R. Martin en líneas generales y seguramente tengan acceso a los borradores del libro final antes que nadie. Además, ¿le va a dar tiempo a terminarlo en dos años cuando ha necesitado casi del doble de tiempo para acabar el penúltimo? En 2017 veremos la séptima temporada y última de “Juego de Tronos” y esos puristas fanboys morirán de un ataque de histeria. Tantos y tantos años creyéndose superiores al resto y, al final, fueron los últimos en enterarse del final o al mismo tiempo que los pobres mortales que veían la serie. ¡Y no tendrán ningún material para contradecir la adaptación! ¿Se pueden disolver las personas en su propio veneno? Apuesto a que sí. Lo comprobaremos en 2017.

10.- Usted es libre de hacer lo que quiera. Si quiere perder pelo y quedarse calvo quitándose la cabellera de los ataques de odio y nervios, es libre. Si quiere tener el sabor de la bilis en su boca y garganta, es libre. Si quiere volverse loco y llorar en cada esquina y foro de internet, es libre. Pero, desde ahora, piénselo bien antes de abrir de nuevo uno de esos libros más dañinos y peligrosos que el Necronomicón. Porque con los 9 motivos anteriores esta va a ser la cara que se le va a quedar a los lectores de ‘Canción de Hielo y Fuego’:


Fuente bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario