martes, 7 de febrero de 2017

Donde van las putas?-Luis Olvera


Tiryon & Tysha

¿A dónde van las putas?

Uno de los personajes que cuenta con más seguidores entre los lectores es sin ninguna duda Tyrion Lannister. El inteligente enano de Roca Casterly ha logrado sobrevivir a batallas, traiciones, juicios, una guerra y a su propia familia, quizá la más peligrosa de todas las amenazas en el mundo de Poniente. Y nunca lo ha tenido nada fácil, como la historia de su juventud demuestra.
Cuando Tyrion tenía 13 años rescató, en compañía de su hermano Jaime, a una joven de un grupo de forajidos. La chica se llamaba Tysha, era morena y delgada, solo un año mayor que Tyrion y era hija de un granjero pobre. Mientras Jaime perseguía a los forajidos, Tyrion y Tysha fueron a una posada donde comieron y se emborracharon, hasta que ambos acabaron juntos en la cama. Según contó el propio Tyrion más tarde “por la mañana yo estaba enamorado”.
Con un puñado de monedas Tyrion pagó a un septón borracho para que los casara y los dos vivieron felices como marido y mujer en una casita… durante dos semanas. Ese fue el tiempo que el septón tardó en recobrar la sobriedad y contarle la historia a Lord Tywin. Entonces el señor de Roca Casterly decidió darle una nueva lección al que consideraba su hijo más decepcionante.



“-Para empezar, hizo que mi hermano me contara la verdad. Verás: la chica era una prostituta. Jaime lo había preparado todo: el camino, los forajidos, todo. Pensaba que ya era hora de me acostara con una mujer. Como sabía que iba a ser mi primera vez, pagó mucho para que la chica fuera virgen.
>>Después de la confesión de Jaime, para que aprendiera bien la lección, Lord Tywin mandó llevar a mi esposa y se la entregó a los guardias. Pagaron bien. Una pieza de plata por hombre; no hay muchas putas que cobren precios tan altos. Me hizo sentar en un rincón del barracón y me obligó a mirar, y al final ella tenía tantas monedas de plata que se le escapaban de entre los dedos y se le caían al suelo, fue… -El humo le escocía en los ojos. Tyrion carraspeó para aclararse la garganta. Apartó la vista del fuego y contempló las estrellas-. Lord Tywin me hizo ir en último lugar –dijo con voz tranquila-. Y me dio una moneda de oro para que pagara, porque yo era un Lannister y valía más.”

Después de eso Tyrion no volvió a ver a su ‘esposa’ y vivió convencido de que todo había sido como se lo habían contado su padre y su hermano. Sin embargo, cuando en Tormenta de espadas Tyrion está esperando la muerte en las celdas negras es rescatado por Jaime y este le cuenta la verdad de la historia.

“—Gracias, hermano —dijo Tyrion—. Me has salvado la vida.
—Tenía… una deuda contigo. —La voz de Jaime era extraña.
—¿Una deuda? —Inclinó la cabeza a un lado—. No te entiendo.
—Mejor. Hay puertas que están mejor cerradas.
—Cielos —dijo Tyrion—. ¿Por qué, hay algo muy feo al otro lado? ¿Será que alguien hizo alguna vez un comentario cruel sobre mí? Trataré de no llorar. Dime de qué se trata.
—Tyrion…
«Jaime tiene miedo.»
—Dime de qué se trata —insistió.
—Tysha —dijo en voz baja su hermano, apartando la vista.
—¿Tysha? —Sintió un nudo en la boca del estómago—. ¿Qué pasa con ella?
—No era ninguna puta. No le pagué para que se acostara contigo. Nuestro padre me ordenó que te mintiera. Tysha era… lo que aparentaba. La hija de un campesino, nos la tropezamos en el camino por casualidad.
Tyrion oía el sonido quedo de su respiración siseante a medida que el aire le salía por la cicatriz de la nariz. Jaime no le miraba a los ojos. Tysha. Trató de recordar cómo era.
«Una niña, apenas una niña, tendría la edad de Sansa.»
—Era mi esposa —graznó—. Se había casado conmigo.
—Nuestro padre dijo que fue por tu oro. Era una plebeya y tú un Lannister de Roca Casterly. Lo único que quería era tu oro, así que al fin y al cabo era como una puta, de manera que… de manera que en el fondo no era una mentira y… y me dijo que te hacía falta una buena lección. Que así aprenderías y me darías las gracias…
—¿Que te daría las gracias? —dijo Tyrion con voz ahogada—. La entregó a sus guardias. A un barracón entero de guardias. Me obligó a… mirar.
«Sí, y no sólo a mirar. Yo también la tomé… era mi esposa…»
—No sabía que iba a hacer aquello. Tienes que creerme.
—¿De verdad? —rugió Tyrion—. ¿Por qué tengo que creer nada de lo que me digas? ¡Era mi esposa!”

Un poco más adelante en el mismo capítulo Tyrion se enfrenta a su padre y le pide explicaciones por lo que ocurrió cuando solo tenía trece años:

“—Toda mi vida me has dado menos que nada, pero esto me lo darás. ¿Qué hiciste con Tysha?
—¿Tysha?
«Ni siquiera recuerda su nombre.»
—La chica con la que me casé.
—Ah, sí. Tu primera puta.
—La próxima vez que digas esa palabra, te mataré —amenazó Tyrion, apuntando al pecho de su padre.
—No tienes valor para eso.
—¿Quieres que lo averigüemos? Es una palabra muy corta, y por lo visto te sale muy fácilmente.—Tyrion hizo un gesto impaciente con la ballesta—. Tysha. ¿Qué hiciste con ella después de darme la lección?
—No me acuerdo.
—Pues inténtalo. ¿Ordenaste que la mataran?
Su padre frunció los labios.
—No había motivo para semejante cosa, había aprendido cuál era su lugar… y si mal no recuerdo, se le pagó por su trabajo. Supongo que el mayordomo la envió de vuelta, no se me ocurrió preguntar.
—¿De vuelta adónde?
—Al lugar de donde vienen las putas.”

Así pues, si creemos la palabra de Lord Tywin (y que una ballesta cargada te esté apuntando debe ayudar bastante a decir la verdad) Tysha debe seguir viva en algún lugar. Conociendo lo aficionado que es Martin a cruzar personajes que no se conocen a lo largo de la saga, no sería extraño que ya nos hubiéramos encontrado con Tysha sin saberlo. En concreto en Festín de cuervos nos presentan un personaje femenino bastante interesante. Me refiero a una de las prostitutas que Arya conoce en Braavos, al otro lado del Mar Angosto, y a la que todos llaman la Esposa del Marinero.

“Dareon se había casado con la Esposa del Marinero, que sólo se iba a la cama con los que contraían matrimonio con ella. Había noches en las que se celebraban tres o cuatro bodas en el Puerto Feliz. El sacerdote rojo Ezzelyno, siempre rebosante de vino y alborozo, solía oficiar los rituales. Si no era él, se encargaba Eustace, que había sido septón en el Septo-Más-Allá-del-Mar. Si ni el sacerdote ni el septón estaban disponibles, una prostituta iba al Barco y volvía con un cómico. Alegría decía siempre que los cómicos hacían de sacerdote mucho mejor que los sacerdotes, sobre todo Myrmello.
Las bodas eran ruidosas y divertidas, con mucha bebida. Si Gata pasaba por allí con la carretilla, la Esposa del Marinero se empecinaba en que su nuevo marido comprara unas ostras, con el fin de que estuviera bien duro para la consumación. Era bondadosa y tenía la risa fácil, pero Gata sabía que también había algo triste en ella.
Las otras prostitutas comentaban que visitaba la isla de los Dioses los días del mes en que florecía, y conocía a todos los dioses que vivían allí, hasta los que Braavos había olvidado. Decían que iba a rezar por su primer marido, su marido de verdad, que había desaparecido en el mar cuando ella era una niña de la edad de Lanna.
—Cree que, si da con el dios adecuado, es posible que envíe buenos vientos que le devuelvan a su antiguo amor —le comentó la tuerta Yna, que era la que la conocía desde hacía más tiempo—. Yo rezo para que no sea así. Su amado está muerto; lo supe por su sangre. Aunque volviera a ella, sería un cadáver.”

Como vemos hay muchos detalles que relacionan a la Esposa del Marinero con Tysha. Para empezar la prostituta de Braavos habla en ponienti de una manera más que aceptable, con lo que muy posiblemente nació en Poniente. Además, todas las prostitutas saben que tuvo un ‘marido de verdad’ que desapareció cuando ella solo tenía 14 años. Curiosamente la edad con la que Tysha se casó con Tyrion. Desde luego Tyrion no es marinero, pero hay que tener en cuenta que una chica joven que pasa por lo que pasó Tysha tiene que asumirlo de alguna manera, y quizá la historia de su esposo marinero sea una forma de cargar con el trauma del castigo que le inflingió Lord Tywin.
Hay un último dato que añade muchos puntos a favor de esta teoría. La Esposa del Marinero tiene una hija, de catorce años, que se llama Lanna y es descrita con “largo cabello dorado”. Es decir, tiene la edad que podría tener una hija de Tyrion y Tysha, y todo el aspecto de un miembro de la casa Lannister. Además, curiosamente, Lanna es un nombre bastante habitual en los Lannister y entre el pueblo bajo de Lannisport.

¿Tendrá que viajar Tyrion a Braavos para averiguar a dónde van las putas?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario